Archivo del blog

domingo, 26 de mayo de 2024

EL TELAR, SINÓNIMO DE CUADRO

 

En un inventario de cuadros privados y antiguos, suelen aparecer los objetos de arte,  inculso los mal llamados menores. Entre ellos,  predominan los lienzos y cuadros, así como las hechuras y esculturas. Pero es curioso que hemos encontrado la palabra  telar en lugar del uso de lienzo o tela, e, incluso, cuadro  para una pintura. 

Ante el escribano Francisco de Velasco, se halla en un folio sin numerar  de 1649 aludiendo a varios cuadros tasados,  de nombre telar de Magadalena  de doce ducados, otro de Santa Cattalina, de ocho reales otro de Santa Catalina y otro de  Nuestra Señora de cuatro reales. Nos viene a cuento que la estructura del telar, pieza de fábrica  de maquinaria artesanal, participaba de los elementos de varios listones de madera y la urdidumbre, que se asemejaba a un cuadro, lo que dio lugar a su extendsión léxica de esta palara por sinecdoque, el material por el concepto. Pues el  telar es una máquina para tejer, construida con madera o metal, en la que se colocan unos hilos paralelos, denominados urdimbres, que deben sujetarse por ambos extremos. Mediante este mecanismo, estos hilos son elevados individualmente o en grupos, formando una abertura denominada calada, a través de la cual pasa la trama 



El bastidor de un lienzo participa de los listones  y la urdidumbre.  Se basa en que la parte que constituye el soporte de los cuadros está formada, principalmente, por la tela y el bastidor, dos elementos importantes que definiremos a continuación. Tampoco nos centramos en que la tela, según algunos estudiosos, podría definirse  como la “parte oculta” de toda obra de arte, ya que generalmente, a simple vista no se observa claramente su composición, debido a la pintura, por su anverso  que se  conforma de sucesivas capas antes de llegar a visualizarla, éstas son la capa de imprimación, la capa pictórica y el barniz.  Ni tampoco nos fijamos en el proceso por el cual se pasa de la materia prima, es decir las fibras, a la obtención del tejido, ya que para la configuración total del lienzo ni en  manera de retorce. La semejanza con el telar artesanal  radica sobre todo en el bastidor por su importancia que, al igual que el lienzo,  es un elemento histórico y documental obligado a conservarse  siempre y  en buenas condiciones. A partir del siglo XVI,  se desarrolla sus uso y los bastidores, esencialmente, tenían y tienen la función de sujetar la tela, mantenerla rígida y bien tensada a conveniencia del pintor. Antes de la existencia del bastidor, los lienzos los podíamos ver clavados en muros, en tablas las cuales protegían el reverso de la tela, o en retablos; pero lo más frecuente durante los siglos XVI, XVII y XVIII es que las pinturas sobre lienzo vayan montadas en bastidores, ya que favorecían su transporte. El motivo de la adopción de este nuevo soporte estuvo motivado por ser otras las necesidades plásticas de los pintores, y por requerir estos nuevos soportes unos cuadros con unas dimensiones que sería tremendamente costoso poder realizar sobre el soporte habitual hasta ese momento, la ta  cuadros con unas dimensiones que sería tremendamente costoso .
Con esto. aportamos al DRAE,  UNA variante léxica de cuadro  o lienzo de pintura. - 

X ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LAS MERCEDES. SUPLEMENTO 1934.

 

4












































LA MOTA EN FOTOS DE 2010